Archive

Posts Tagged ‘virtual’

Experimentando con Digital Ocean… primeras impresiones

September 23, 2013 4 comments

El equipo de BeezNest estuvo experimentando con el servicio de alquiler de máquinas virtuales de Digital Ocean estos 2 últimos meses, y en el espíritu del compartir, aquí les damos nuestras primeras impresiones.

https://www.digitalocean.com/

Costo

Ante todo, hablemos de costos. Se pueden obtener máquinas virtuales con disco SSD a partir de $5/mes. Esto es todo incluido, pagado desde PayPal o por tarjeta de crédito. Es más, existen algunos vouchers que permiten aprovechar de promociones de $10 “para probar”.

Con una máquina virtual (llamada “droplet” en este caso) de $5/mes, que es de 512MB de memoria y 20GB de disco duro, no se hace mucho, pero es suficiente, por ejemplo, para montar un pequeño sitio web Drupal o unas instalaciones de Chamilo LMS, de momento que el uso no sea masivo.

Lo que consideramos muy bueno es la accesibilidad para unas máquinas de entrada. Como que el costo no deja realmente lugar para pensar. Además, si solo lo usa dos semanas, pagará la mitad. Se descuenta por hora. Pero ojo, hay que apagarla, sacar una imagen de backup (snapshot) y borrar la máquina para que deje de descontar…

Accesibilidad

En términos de accesibilidad (y no estamos hablando de discapacidades, sino de facilidad de acceso al servicio), el servicio es impresionante de claridad: los costos aumentan en una proporción casi igual a los recursos: $10/mes para 30GB de disco SSD, 1 core y 1GB de RAM, $20/mes para 40GB, 2 cores y 2GB de RAM, etc. La lista de costos indica hasta máquinas de 24 cores y 96GB de RAM (pero claro, ahí sale costoso, a $960/mes, pero se puede tomar por horas a $1.429/h).

La lista de costos está a un clic de la página principal del sitio, y permite ver el costo por mes y por hora.

La creación de una cuenta de usuario es sencilla (usuario y contraseña), y a partir del momento en que paga en PayPal (link “Billing” y después “Manage payments” en la interface del usuario registrado) o por tarjeta de crédito, se activa el botón de creación de imágenes. En 2 clics y 2 minutos de espera, ya tiene una máquina virtual corriendo.

Disponibilidad de imágenes predefinidas

La lista de imágenes disponibles es bastante extendida, con 9 versiones de Ubuntu (incluyendo una de Ubuntu 10.04 64bit que permite instalar facílmente un servidor de videoconferencia BigBlueButton), 4 versiones de CentOS, Debian, ArchLinux y Fedora, además de unas imágenes de aplicativos pre-instalados como WordPress o Redmine. En fin, hay para todos los gustos o casi, por lo menos en Linux.

Comunicación

La información comunicada por e-mail es corta y al punto para quien conoce un poco de gestión de servidores y conexiones por SSH. Después de crear una nueva imagen, el tiempo de espera para recibir el correo con los accesos es mínimo: alrededor de 1 minutos (hasta 5 minutos en un caso).

Soporte

Si bien existe poca (si alguna) información en Español, la calidad y rapidez del soporte es buena. En 5 comunicaciones con ellos, el tiempo promedio de atención fue de 30 minutos (tuvimos mala suerte en un caso, al parecer, ya que la mayoría de la gente en el foro indica que dan respuesta en menos de 5 minutos, y a nosotros una vez demoró 4 horas). Existen unos temas todavía un poco obscuros, para el equipo de soporte también, como la gestión del volumen de transferencia hasta la fecha, que si bien indica un límite en las características de las imagenes, parece que todavía no está controlado.

Tampoco queda claro si, una vez que se contabilice, se podrá hacer “pooling” (es decir compartir el volumen de transferencia entre varias máquinas) y si el límite es proporcional a la cantidad de horas usadas, o si, de frente, nos dan la cantidad correspondiente a un mes de uso.

Redimensionamiento

El redimensionamiento de las máquinas no se hace en caliente. Es necesario tomar un snapshot, apagar la máquina virtual y volver a crear una nueva máquina de mayor dimensión. Existe una funcionalidad de redimensionamiento (“Resize”) pero no funciona para aumentar la capacidad en disco, por lo que se recomienda proceder por el apagado y el remplazo del droplet.

El remplazo del droplet mismo mantiene la dirección IP, aunque Digital Ocean no ofrece garantía sobre este punto (pero dicen que “en general” su sistema reserva esta IP por “un rato” para usted después de que el droplet haya sido eliminado. Muy importante entonces, para no tener que redefinir nombres de dominios y cosas así, solo apagar momentáneamente sus droplets y proceder uno por uno (no apagar 4 a la vez y después volver a crear imágenes en cualquier orden).

En nuestro caso, no tuvimos problemas de redimensionamiento, pero queda claro que si usan 25GB de disco y redimensionan a un droplet de 20GB de disco, van a enfrentarse con problemas…

Particionamiento

El mayor problema que encontramos hasta la fecha fue la imposibilidad de redimensionar o distribuir a su gusto las particiones en el disco de las imágenes proveidas. Esto impide una serie de cosas, como el compartido de particiones entre varias máquinas (NFS, OCFS2, etc) y el uso de espacios de swap (en caso pase encima de la memoria autorizada).

API

Digital Ocean ofrce una API REST muy simple y bonita que permite crear nuevas imágenes a partir de un snapshot y un número de tipo de droplet, apagarlas, redimensionarlas, reiniciarlas, etc.

Como es REST, se puede probar hasta a partir de la ruta de un navegador.

También econtramos una librería PHP (de terceros) ya preparada para el uso de esta API, lo que reduce todavía los obstáculos para armar un sistema de gestión bien concreto con redimensionamiento adaptativo.

Esto siendo dicho, el panel de control todavía no ofrece opciones avanzadas para el redimensionamiento.

Calidad de las máquinas y servicios

Aunque no hayamos hecho benchmarking en los discos, como es de esperar para un disco SSD (que no presenta los mismos defectos que discos magneticos para el contexto de máquinas virtuales), el disco parece muy rápido.

También parecen tener mirrors de Debian y Ubuntu en su red, ya que la descarga de nuevos paquetes y las actualizaciones de estos dos sistemas es fulgurante (llegamos a 10MB/s para la instalación de BigBlueButton, que requiere más de 800MB de descarga).

Cuando se usan al extremo y se alcanza el límite de memoria, los servicios corriendo en la máquina se apagan, como es de esperar bajo Linux, por lo que es importante medir bien las primeras utilizaciones y dimensionar correctamente la máquina virtual.

Últimamente, y bajo presión popular al parecer, se agregó private networking dentro del segundo data center de Nueva York (y solo este). No hemos podido probarlo, pero entendemos que este permite generar menor latencia entre máquinas, en particular para el caso de replicación de bases de datos MySQL, por ejemplo.

Puede definir registros PTR a través de la interface.

Percances

En una (sola) oportunidad, quisimos acceder al panel de control un domingo en la mañana para redimensionar una máquina pero no se pudo, lo que nos generó bastante preocupación, pues no habíamos visto ninguna información correspondiente acerca de esta indisponibilidad. Todo el sitio de Digital Ocean siendo inaccesible, no pudimos verificar que estaba pasando, y solo teníamos una máquina virtual levantada, que no respondía. Por lo tanto, nos fue imposible determinar si esto había sido un caso excepcional o algo común. De lo observado desde este entonces (hace más de un mes ahora), no fue posible volver a observar este problema.

Conclusión

En esta etapa, todavía sigue siendo difícil entender exactamente el compromiso de Digital Ocean en términos de persistencia de los datos y de disponibilidad de la infraestructura, por lo que preferimos no usarlo para sistemas críticos. La dificultad de compartir particiones rinde imposible o por lo menos impráctico la elaboración de clusters totalmente redundantes. Esperamos encontrar una solución acerca de esto pronto.

Por lo general, estamos impresionados por la calidad del servicio ofrecido por Digital Ocean, en comparación con su costo, y recomendamos a todos los desarrolladores web trantando de comprobar la validez de nuevos sistemas de usar sus máquinas virtuales. Son muy prácticas y eficientes. Solo no se olviden de apagarlas y destruir el droplet después de haber tomado un snapshot para no seguir pagando mientras no las usan. Los montos pueden subir rápidamente, pero creemos que definitivamente representa un ahorro considerable en consideración del tiempo que se podría dedicar normalmente a la configuración de todas estas máquinas virtuales en un ambiente propio.

Advertisements

Crear carpetas compartidas con VirtualBox

May 20, 2009 2 comments

Esta opción es muy útil si deseamos compartir una o más carpetas entre Ubuntu con el sistema operativo que tengamos instalado el nuestro VirtualBox, para este ejemplo Windows XP.

Primero debemos tener instaladas las Guest Additions, para ello iniciamos “Windows XP / dispositivos / Instalar “Guest Additions”(sistema de huésped)”. Luego vamos a compartir una carpeta. Aconsejo que en nuestra carpeta personal haya una que sirva de intercambio con otros sistemas (reales o virtuales). Yo por ejemplo la he llamado “darkvela_comparte“.

Aconsejo también ubicar la carpeta personal dentro del directorio home (carpeta personal). Hacemos botón derecho sobre ella, pulsamos “Propiedades” y vamos a la pestaña “Compartir”. Habilitamos la primera casilla “Compartir esta carpeta” y si es la primera vez nos dirá que el servicio no está instalado, le decimos que sí, introducimos nuestra contraseña (si tiene nivel de sudo) y lo instalará. Seguidamente habilitamos las otras dos casillas si nos interesa, no necesitan explicación: “Permitir a otras personas escribir en esta carpeta” y “Acceso de invitado (para personas sin cuenta de usuario)“. Finalmente le damos al botón “Crear compartición“.

Compartir carpetas paso 1

Compartir carpetas Imagen 1

Bien, compartida la carpeta vamos a hacer que nuestro Windows pueda acceder a ella y para ello tenemos que prepararlo por ambos lado (Ubuntu y Windows). Empezando por la primera, con la máquina apagada (VirtualBox) vamos a “Configuración > Directorios compartidos” y a la derecha le damos al icono de la carpeta con un símbolo de suma. Se nos abre una nueva ventana donde buscaremos y seleccionaremos la carpeta compartida (en mi ejemplo /home/darkvela_comparte), le ponemos de nombre el que queramos, yo dejaré “darkvela_comparte” y la casilla de “Read-only” (sólo lectura) la habilitaremos si no vamos a escribir en ella desde la máquina virtual, en caso contrario la dejamos deshaiblitada. Le damos a “OK” y listo.

Finalmente iniciamos Windows XP, abrimos una consola de Windows (cmd) y escribimos lo siguiente:”net use Z: \\vboxsvr\darkvela_comparte”

Ojo: Debemos seleccionar una unidad que no esté ocupada por otro dispositivo, para ete ejemplo “Z” y también tener en cuenta el espacio entre “Z:” y “\\”.

Imagen Final

Compartir carptetas Imagen Final

%d bloggers like this: